miércoles, 26 de diciembre de 2012

El País del Olvido (título clave)


Venimos ahora con el proyecto de "Adictos a la Escritura" correspondiente al mes de Diciembre. Contrario a lo que se pudiera pensar, en esta ocasión no se trata de un ejercicio navideño como se ha hecho en otras ocasiones.
     El proyecto lleva por nombre "Título clave" y consiste en hacer un relato con un título propuesto por otro usuario del grupo. A mí me tocó este. Espero que les guste la historia que desarrollé...


---*---*---*---

El País del Olvido.

El viajero pudo vislumbrar finalmente el lugar al que tanto había ansiado llegar. Desde que partió de su ciudad natal había soñado con ese momento, solo que era mucho mejor de lo que había imaginado.


           Durante siete meses y diez días caminó prácticamente sin descanso, arengado por la promesa que le había hecho a la persona que él más amaba. Siete meses y diez días en los que su mente estuvo fija, casi absorta, en la meta: un preciado objeto que salvaría de su amor y que solamente se hallaba en aquél lugar.

           Él, que nunca había abandonado su hogar, tuvo que vérselas desde el primer momento con un mundo hostil donde la muerte acechaba detrás de cada árbol y debajo de cada piedra, en lo profundo de cada estanque y a la vuelta de cada recodo del camino.

           Tuvo que sortear las manadas de hambrientos lobos que rodeaban su ciudad para poder salir armado solo con sus manos y un bastón. A punto de morir estuvo, pero su ingenio lo salvó.

           Luego hizo frente a las feroces bestias inmortales que vivían en lo alto de las montañas que le bloqueaban el paso y a los grupos de nómadas traficantes que acampaban en sus laderas. Estuvo a punto de claudicar, pero la fragancia de amada le dio valor.

           Una vez franqueado este obstáculo, se las vio con un inclemente desierto lleno de animales ponzoñosos y de espíritus vengativos. En él el día es tan caliente como el infierno y la noche tan fría como un glaciar. A punto estuvo de convertirse en un espíritu más en aquél lugar, pero su misma promesa le hizo resistir.

           Finalmente alcanzó la orilla de aquél páramo desolado, donde halló una pequeña casita de madera. En ella vivía una mujer hermosa que le ofreció comida y alojamiento. El viajero no se percató de que era una milenaria hechicera hasta que ésta intentó robar su alma mediante un conjuro. Sin embargo, su alma ya tenía dueña, por lo que no pudo ser arrancada de su cuerpo. Así la hechicera, en medio de gritos de rabia, lo dejó ir.

           Cerca ya del final de su travesía, el hombre se vio atrapado en medio de una tormenta tan intensa cual jamás se ha visto desde los inicios mismos de la humanidad. Agua y granizo caían inclementes formando una densa cortina. Sin embargo, el viajero no retrocedió ni un solo paso. Durante siete días llovió, y al terminar el séptimo nuestro héroe pudo divisar la serie de colinas que delimitaban el lugar que estaba buscando.

           Corrió hacia el monte más cercano con el corazón lleno de júbilo. En su cima divisó la enorme planicie plagada de ciudades y pueblos. Por fin podría cumplir la promesa que le había hecho a su amada y, de paso, salvar la vida de cientos de inocentes. La redención aguardaba en esa ciudad. Por llegar ahí había cruzado los mayores peligros del mundo.

           Avanzó cauteloso, pero en cuanto puso un pie en aquél país… se le olvidó a lo que había ido.



---*---*---*---

¿Qué les pareció? Cualquier sugerencia o crítica, comenten. Nos vemos la próxima...

12 comentarios:

  1. Realmente me gustó mucho, el final,inesperado, le da un giro muy interesante.
    Hay algunas frases que necesitarían un repaso gramatical, pero está muy bien armado. Te felicito
    Saludos
    Ivo

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno, pobrecito, tantas penurias y al final no se acordaba a qué había ido... Felicitaciones :)

    ResponderEliminar
  3. Me gustó, especialmente el tono con el que está escrito. Me sumergí en la historia, como pasa cuando se lee a los hermanos Grimm. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Estaba muy desmemoriado. Un bonito relato y excepcionalmente escrito. Te doy mi enhorabuena. Soy jacstite.

    ResponderEliminar
  5. Es la primera vez que te leo en este blog.

    ¡Me encantó la historia!

    Pero lo que más me gustó fue la energía que muestra el protagonista durante el relato a la hora de luchar contra los obstáculos que se le presentan.
    Eso sí, el factor sorpresa de la parte final fue lo que me dejó impactada.

    Saludos Karuna ^^

    ResponderEliminar
  6. Hola:
    El país del olvido y nunca mejor dicho jajaja. Me ha encantado el relato y el final me ha parecido muy gracioso.
    ¡Felicidades!

    Saludos:
    Willowgreen

    ResponderEliminar
  7. Hola!

    Cruzo el mundo entero y se le olvidó a lo que iba! Brillante! Espero jamás olvidara a su amada.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  8. El final ha sido inesperado y muy divertido. Espero que algún día pueda recordar
    Un beso, Aqua.

    ResponderEliminar
  9. Sorprendente. Me recuerda a ciertas luchas que comenzamos..solo sabes que tiene que seguir adelante y cuando consigues el objetivo piensas: ¿para que debía lograrlo?. Enhorabuena

    ResponderEliminar
  10. Me ha encantado, y el final es increíble.

    ResponderEliminar
  11. ¡Que cruel final! pero muy acorde con el título, cuanto pesar me queda con ese final, una historia muy bien narrada. ¡Saludos!

    ResponderEliminar

  12. Invitación - español
    Soy brasileño.
    Pasei acá leendo , y visitando su blog.
    También tengo un, sólo que mucho más simple.
    Estoy invitando a visitarme, y si es posible seguir juntos por ellos y con ellos. Siempre me gustó escribir, exponer y compartir mis ideas con las personas, independientemente de su clase Social, Creed Religiosa, Orientación Sexual, o la Etnicidad.
    A mí, lo que es nuestro interés el intercambio de ideas, y, pensamientos.
    Estoy ahí en mi Simpleton espacio, esperando.
    Y yo ya estoy siguiendo tu blog.
    Fortaleza, la Paz, Amistad y felicidad
    para ti, un abrazo desde Brasil.
    www.josemariacosta.com


    ResponderEliminar